Tu energía ama el balance. Aunque hayas escogido en esta vida  un rol de mujer, eres portadora también de la energía masculina y de ti depende que ambas estén equilibradas. 

La mujer despertada se permite vivir su femenino interior y se da permiso para que su femenino, despierte a su masculino. Una mujer que se ama y se deja amar, manifiesta una relación sana consigo misma, con los hombres de su vida y su linaje.

Es amorosa, compasiva y se reconoce completa. Tomando en cada momento lo que requiere de cada energía para crear su vida como desea. 

Esta  sanación te ayudará a integrar ambas energías y así,  tus relaciones serán el reflejo de tu nueva conciencia.

EL PROGRAMA INCLUYE:

1 audio con la sanación

Inversión

15 €